Mi racing

LilySlim Weight loss tickers

lunes, 9 de marzo de 2015

Lo mande a la mierda

Sábado en la mañana
Dia en el que mi mente y mi cuerpo se unieron para hacer algo que creí imposible, algo de lo cual ahora de verdad me siento orgullosa y gustosa me encantaría que se repitiera. Desgraciadamente a veces es por eso que solo pasa una vez, para que lo valores y lo conserves por siempre como un recuerdo de felicidad, por eso se vuelven especiales.




El dia comenzó de lo mas normal, la mañana era nublada y solo pensaba en como saltarme el desayuno. Me levante de la cama para ver si alguien estaba despierto, no estaban mis padres y mi hermano jugaba LOL, por dios, un sábado normal mas en mi vida donde podré no comer en todo el día y hacer mis ejercicios, ¿así o mas feliz?.

Regrese a mi cama y a los pocos minutos regresaron mis padres con comida para el desayuno, no me apetecía ayudarlos así que me fui a duchar y tardarme para que no me esperaran, termine y me cambie porque podríamos salir, digo era una posibilidad.

No se si recuerden que les dije que necesitaba bajar de peso para una fiesta, la cosa es que queda solo una semana o menos y necesitábamos vestidos (mi madre y yo) y los compraríamos ese sábado junto con todo para que ya no quedaran pendientes

Se imaginaran lo que paso después...

Fuimos a la plaza y comenzamos a ver vestidos, yo quería uno menta porque el color simplemente me fascina y ademas me hace ver mas blanca de lo que soy.


Encontre pero no quise probármelos, no porque no quisiera sino porque aun no estaba lista para ponermelos. Mi madre me dijo que me probara alguno, para esto yo le ayudaba a probarse los vestidos (notese que ella es como talla 4 o 6, no recuerdo) pero me negué diciendo que ninguna me llamaba, terminamos y ella me obligo a ponerme dos vestidos que no me gustaban y me hacían parecer señora, me los puso porque quería ver si eran  mi talla aunque termino diciéndome si no quería alguno de igual forma, debo admitir que en lugar de deprimirme me mantuve con la mente abierta y decidí ver por una vez...

POR UNA MALDITA VEZ

algo bonito, me hacían una linda figura de reloj de arena pero no me decían "usame en la fiesta" así que los deje y seguimos buscando y fue entonces cuando lo vi, el vestido perfecto puesto en un maniquí hasta el frente, era de esos que son como dos en uno, era corto y pegado al frente como 10 cm arriba de las rodillas y largo por la parte trasera hasta el suelo con un escote hermoso de corazón y lo mejor de todo es la parte de la cintura que tenia pliegues que simulaba si tenias salvavidas, era literalmente el vestido de mis sueños y aun mejor que la cintura fue el color... MENTA

Estaba ansiosa por probármelo, no lo dude dos veces y pedí mi talla, en lo que lo traían me puse a ver mas vestidos, había muchos muy lindos y como yo quería, estaba feliz, por fin podría probarme vestidos.


Me lo trajeron una talla mas chicas y adivinen...

No me quedo

No por que este gorda sino por mi pecho, todo cerraba menos esa parte...solo una talla mas grande y me hubiera quedado perfecto, realmente amaba ese vestido, me veía con el puesto toda la noche pero no había esa talla mas grande...ni ahí ni en otra sucursal.

Maldición...

Gano mi cuerpo de nuevo...

Gano la grasa...

Gano todo aquello por lo cual luche perder...

Pero...

NO DEJE QUE GANARA

Me rehuse a que ganara, me rehuse a que me deprimiera, me rehuse a llorar, me rehuse a deprimirme, me rehuse a dejar que por una vez Ana y Mia me dijeran que hacer, me rehuse a todo lo negativo que pudiera absorber mi cuerpo...

Y solo por esa vez las mande a la mierda, me puse mi corona de princesa y decidí consentirme y amarme aunque sea por una vez.

Para no hacerles el cuento largo, termine probando mas ropa y zapatos de los que jamas creí ni siquiera pensar, vi accesorios, bolsas, maquillajes...literal, hice lo que toda chica con autoestima haría sin que le importa ni madres lo que piensen los demás.

Y debo confesar que me encanto ser así.

Al final del dia encontre un vestido color verde esmeralda corto, es bonito, no es mi vestido soñado pero me gusta muchísimo.



Yo les digo, por un momento ¿Por que no olvidarnos de que estamos metidas en este mundo y hacemos algo que nos haga sentir bien?, siempre son castigos, dietas, ejercicios pero no nos recompensamos a menos que lo veamos necesarios, háganlo sin motivo aparente.

Claro que después de eso seguir con mis rutinas, dieta y todo pero por un momento déjense querer por si mismas aunque muy en el fondo nos ahoguemos en nuestra miseria.


2 comentarios:

  1. wow, me encanto! me gusta como escribis, y me gustó que hayas decidido no dejar que ana y mia te controlaran, nunca dejes que te controlen, tu las controlas a ellas, tu decides que hacer con tu cuerpo, tu y nadie mas
    saludos! n.n y sigue asi ^^

    ResponderEliminar
  2. Tenes toda la razón, aunque verlo como mandarlas a la mierda no tanto, más bien como hoy me toca a mi. Muy lindo blog, te invito a que pases por el mio
    princesalenore.blogspot.com un besito

    ResponderEliminar